El yacimiento arqueológico de Cástulo, en Linares (Jaén), acoge una jornada demostrativa de tecnología con drones.

Este jueves se ha llevado a cabo una jornada demostrativa de tecnología con drones en la que se ha podido conocer de primera mano las posibilidades que ofrece su uso en el ámbito de la arqueología.

 

El entorno ha sido la Torre Alba del yacimiento arqueológico de Cástulo, en Linares (Jaén).

La actividad ha estado impulsada por la Cámara de Comercio de la ciudad con el apoyo de la Fundación Incyde, cofinanciada por los Fondos Feder, dentro de su estrategia de transformación digital, y ha contado con la colaboración de la Aceleradora La Mina y del Ayuntamiento de Linares, según ha informado la administración local.

Se enmarca, además, en la segunda edición de ‘Cástulo joven’, donde 14 jóvenes están realizando ejercicios de excavación y clasificación. “Gracias a esta iniciativa, podrán ver la superficie en la que han estado trabajando. Es una buena manera de conocer el terreno que están excavando”, ha afirmado la concejal de Juventud, Mayte López.

Por su parte, la gerente de la Cámara de Comercio de Linares, María Jerez, ha explicado que era “una idea estupenda aprovechar estos jóvenes y el entorno de Cástulo para la jornada demostrativa”. “De esta manera, podemos ver las utilidades que tiene todo el aparato y la tecnología en la que hemos invertido para desarrollar en el entorno“, ha añadido.

En este sentido, ha valorado la posibilidad de “estrenar, en cierto modo, los drones con esta actividad en Cástulo” con el objetivo de analizar su utilidad en la arqueología, uno de los sectores en los que se puede recurrir a este tipo de vehículos aéreos no tripulados.

Ver las imágenes de origen
De este modo, el objetivo de esta jornada ha sido dar a conocer su utilidad en yacimientos para ampliar la documentación en estos enclaves más importantes mediante fotografía aérea. Por una parte, a nivel divulgativo, se pueden obtener vistas de las zonas, tanto por fotografía como por grabación de vídeo, de forma mucho más cómoda y barata que con aviación convencional. Para ello, se ha contado con la colaboración de la empresa ODIN que ha sido la encargada de realizar la demostración  y de sacar toda la productividad del servicio.

En la demostración se ha usado un hexacóptero con seis motores, cada uno de ellos maneja una hélice y cuenta con un zoom de 30 aumentos, aunque se le pueden instalar dos o tres cámaras a la vez para realizar distintos trabajos, un instrumento versátil y potente.

VENTAJAS

  • Los drones se pueden despegar ‘in situ’, sin necesidad de grandes zonas de despegue y aterrizaje.
  • Gran capacidad de maniobra permite tomar datos muy detallados de estructuras y monumentos.
  • También se pueden realizar planos realmente precisos sobre fotos aéreas actualizadas, sin tener que depender de los satélites.
  • Permiten medir con precisiones centimétricas los desniveles, los accidentes geográficos y la distribución de las construcciones y partes de los yacimientos.
  • Permite acceder a zonas con peligro de derrumbamiento y evitar que la interacción humana pueda dañar los restos. A
  • Permiten realizar labores de reconocimiento inicial, antes de empezar los trabajos en zonas que, a priori, resultaría muy costoso llegar.

Fuente: Europress