El Rey advierte del desafío de los drones en la aviación mundial y celebra la recuperación del tráfico aéreo

El Rey Felipe VI Reconoce la importancia del sector para España y muestra su orgullo por organismos como Enaire o Aena.

 

Don Felipe ha sido el encargado de inaugurar el Congreso Mundial de la Gestión del Tráfico Aéreo (World ATM Congress) en Ifema Madrid, un evento que reúne a más de 6.000 profesionales procedentes de más de 100 países y pertenecientes a más de 130 compañías aeronáuticas.

El hecho de que estén presentes tanto la industria de la navegación aérea como la de los drones “refleja el compromiso que tiene este Congreso con abordar de forma seria y efectiva un amplio abanico de desafíos que el futuro nos reserva a todos nosotros”, ha destacado el monarca.

España, ha dicho el Rey, “es uno de los países más y mejor conectados del mundo” con redes de infraestructura aérea, marítima, de carreteras y ferroviarias. “Esta conectividad debe abordar los desafíos futuros, que incluyen la integración de diferentes medios de transporte y, en la industria aérea, el firme aumento de la coexistencia entre la aviación convencional y los aviones no pilotados”, ha subrayado.

En su opinión, “no hay ninguna duda de que la llegada de los drones al mundo de la aviación constituye un gran desafío mundial”. Según Don Felipe, “España es muy activo a este respecto, tanto a nivel nacional como internacional, en estrecha colaboración con sus socios europeos, para definir el marco para las operaciones en el presente y en el futuro próximo”.

UNA DE LAS INDUSTRIAS MÁS AFECTADAS

El transporte aéreo “ha sido y sigue siendo una de las industrias más afectadas” por la Covid-19 y experimentó un retroceso de más de 15 años, ha recordado Don Felipe, que ha incidido en que “estamos ante la mayor crisis en la historia del transporte aéreo”, lo cual también afecta a España. “Somos un país que está abierto al mundo y para nosotros el transporte aéreo tiene una enorme importancia estratégica, social y económica”, ha admitido.


Felipe VI ha resaltado que este sector supone más del 3 por ciento del PIB y genera unos 9 millones de empleos directos y 49 millones indirectos, además de ayudar a impulsar el desarrollo económico en otros sectores. “Esto es muy significativo en nuestro país, porque ocho de cada diez turistas llegan por aire”, ha indicado.

Así las cosas, ha dicho que “hay razones para ser optimistas”. “Pese a todas las dificultades de 2020, este año el tráfico áereo ha comenzado a aumentar y la predicción es que alcanzará los niveles pre pandemia entre 2023 y 2024, según las últimas estimaciones”, ha resaltado.

En este sentido, ha abogado por hacer de la de la iniciativa del ‘Cielo único europeo’ “una realidad” y ha puesto en valor “los decisivos esfuerzos que la industria de la aviación está emprendiendo para hacer del compromiso medioambiental un fuerte requisito para su actividad”.

 

MOTIVOS PARA “SENTIRSE ORGULLOSO” EN ESPAÑA

Don Felipe ha aplaudido “la determinación de España de trabajar hacia el desarrollo sostenible del transporte aéreo mundial como factor de cohesión social y bienestar para todos”. Asimismo, también ha reivindicado que España tiene “razones genuinas para sentirse orgulloso”.

Entre ellas, ha citado a Enaire entre los servicios de navegación aérea “más importantes del mundo por su capacidad innovativa, gestionando más de 2 millones de vuelos en 2019” y a Aena, “el líder mundial en número  de pasajeros”.

También ha reivindicado que la industria aeroespacial española “es una de las líderes mundiales en términos de gestión de tráfico aéreo”, que el país cuenta con “empresas de servicios plenamente capaces de abordar las demandas y los desafíos del mañana” y con una nueva industria de los drones que está experimentando un “crecimiento robusto”.

Por último, ha expresado su reconocimiento a los profesionales del sector de la aviación que trabajan en distintos ámbitos, desde la gestión

Fuente: Europapress