Drones para recrear virtualmente la presa de Isabel II

La UAL le devuelve su esplendor a esta infraestructura construida a mediados del S.XIX.

La presa de Isabel II vuelve a mostrar todo su esplendor a través de una recreación virtual realizada con drones realizado por un grupo de investigadores de la UAL.

Se trata de Francisco Agüera, Fernando Carvajal y Patricio J. Martínez, que en este caso han logrado poner el foco internacional, a una infraestructura hidráulica imponente que, en su momento, nadie había sido capaz de construir antes.

Enmarcado en la tesis desarrollada por la doctorando Lourdes Yero, han realizado un estudio a partir del uso de drones, con técnicas fotogramétricas, que suponen una herramienta altamente eficaz para el levantamiento tridimensional del estado actual de la Presa de Isabel II, en Níjar. 

Así, camino de dos siglos más tarde, y a pesar del “mal estado” en el que se encuentra, es posible contemplar todo su esplendor con la reconstrucción virtual.

Estos investigadores pertenecen al grupo AGR199 – ‘Tecnología de la producción agraria en zonas semiáridas’, y su experiencia en este tipo de trabajos le ha llevado a perfeccionar su sistema y a conseguir repercusión internacional.

El resultado conjunto de las aportaciones de captación de los drones es “una nube de puntos muy densa que sirve de base para la reconstrucción virtual, con técnicas de modelado mediante software especializado, el BIM, que a su vez permite obtener una visualización y ‘renderizado’ fotorrealista del modelo”.

Así, la Presa de Isabel II “es una monumental estructura hidráulica construida a mediados del siglo XIX mediante bloques de cantería, y tal fue su impacto que, en su día, constituyó una referencia mundial en los libros de ingeniería”.

En la actualidad se encuentra fuera de uso y en estado de abandono, por lo que resulta fundamental recolectar todos los datos y la documentación que la pongan en valor de nuevo.

Es aquí donde los drones cumplen una función vital para la misión que se ha encomendado este equipo investigador: “El impacto a corto plazo es difícil de definir, pero a medio y largo plazo es crucial para preservar la memoria de los monumentos”.

“Se preserva mediante el registro de la documentación existente y la modelización del estado original, ello ante el avance del deterioro continuo al que están sometidos, debido a la falta de medios económicos para llevar a cabo obras de restauración”, han añadido.

Fuente: LaVozdeAlmería