Cabárceno inicia la fumigación con drones contra los plumeros en zonas inaccesibles del parque

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno ha iniciado acciones controladas de fumigación con drones  para la extinción de los plumeros, una de las especies invasoras más extendidas en Cantabria, para llegar a zonas inaccesibles.

Las labores de fumigación se llevarán a cabo durante 50 horas al año en los próximos tres o cuatro años con drones, “con total seguridad para los animales”, según ha destacado el director general de Cantur, Bernardo Colsa.

En total, está contemplado actuar en cerca de 23.000 metros cuadrados, repartidos en distintos recintos y zonas (osos, leones, fauna ibérica, elefantes y lago Sexta, entre otros), ha informado el Gobierno en nota de prensa.

Esta acción responde al “compromiso” del parque y de la empresa pública Cantur, encargada de la lucha contra la ‘Cortaderia selloana’, con presencia en más del 80% de los municipios de Cantabria.

Los operadores/pilotos que llevan a cabo el servicio están habilitados ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y cuentan con experiencia en vuelos RPS así como con el carnet de manipulador de productos fitosanitarios y certificado de piloto aplicador fitosanitario aéreo.

Otras de las precauciones que se están tomando es la ejecución de los trabajos a primera hora de la mañana, antes de la apertura del parque al público, ya que los drones utilizados son aptos para vuelos nocturnos. Tienen un alcance de vuelo superior a los 2 kilómetros y un sistema de radar de alta precisión capaz de detectar obstáculos.

Ver las imágenes de origen

El protocolo de actuación de los trabajos se inicia con la inspección aérea que permite localizar mediante GPS las zonas a fumigar y la elaboración de la fotogrametría de las áreas de actuación donde se aplicará, posteriormente, el tratamiento fitosanitario.

Su ejecución corre a cargo de Ingeniería Tecnológica y Digital del Norte, empresa adjudicataria del contrato y su coste es de 33.000 euros.

Según Colsa, como parque de la naturaleza y dadas sus características, Cabárceno “quiere dar ejemplo de instalación responsable con el medioambiente y contribuir a la erradicación de los plumeros”.

Se trata de un proyecto cuyo promotor principal es la Consejería de Desarrollo Rural, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria en cooperación con un alianza de ONG sociales (Amica, AMPROS y SERCA) y ambientales (SEO/Birdlife).

Cuenta también con la participación y cofinanciación de empresas privadas y otras instituciones.

Fuente: 20 minutos