A la caza de los drones piratas

La Policía Nacional incorpora nuevos sistemas de detección y neutralización de aeronaves no tripuladas ante los riesgos por el auge del uso de estos dispositivos. Las multas a los infractores oscilan entre los 60 y los 4,5 millones de euros.

 

Un espacio aéreo libre de drones ‘piratas’ y protegido de los riesgos que representan estos dispositivos para otras aeronaves tripuladas, para la seguridad pública, la protección de infraestructuras, de la fauna y de para la propia privacidad de los ciudadanos. Es la misión que desempeñan los agentes de Seguridad y Protección Aérea de la Jefatura Superior de Policía en Extremadura, que desde hace apenas un mes cuentan con nuevos ‘aliados’ para desarrollar su trabajo: ‘cazadrones’.

Sus nombres oficiales son sistema de detección portátil (Aeroescope) y sistema de mano de neutralización direccional de dronesAmbos son dispositivos tecnológicos de última generación y permiten el control de cualquier aeronave no tripulada en un radio de entre 5 y 15 kilómetros. Eso significa que desde un punto del centro de Badajoz pueden vigilar todo el casco urbano y gran parte de su entorno.

El sistema de detección localiza en tiempo real tanto la ubicación del dron en el aire  como la ubicación del piloto que lo maneja desde tierra. Pero, además, la pantalla del aparato refleja información completa y detallada de la operación que se está realizando: tipo de aeronave y vuelo, peso, altura, trayectoria, coordenadas y hasta el número de serie del aparato. Basta con que se conecte el mando de control para que sea descubierto y, con los datos obtenidos, los agentes evalúen si supone un peligro o no. 

En caso de una situación de riesgo, entra en acción el segundo elemento. El sistema de neutralización direccional es una especie de rifle de grandes dimensiones que inhibe, por radiofrecuencia o GPS, la conexión del mando del piloto con la aeronave, por lo que el control pasa a manos del agente, que puede realizar el aterrizaje o devolverla a su punto de despegue. En este tiempo que asume el control del dron, da aviso a otras unidades para que identifiquen al presunto infractor.

Desconocimiento

Pese a ello, son muchos los usuarios que desconocen todavía que para volar deben cumplir unos requisitos mínimos y contar con autorización. Ahora, con los ‘cazadrones’ operativos, deberán pensarlo dos veces antes de infringir la ley. Las primeras propuestas de sanción ya se han efectuado en Badajoz, Mérida y Cáceres. Algunos casos están aún en fase de investigación. Las multas por incumplir la normativa van de los 60 a los 225.000 euros para los infractores que hagan uso recreativo de los drones, y de los 4.500 hasta los 4,5 millones de euros para los que los utilizan de manera profesional.

Además, ha formado parte del despliegue policial del Womad de Cáceres y antes colaboraron en la final de la Copa del Rey en Sevilla o en partidos de la Selección Española, pues también se desplazan a otras comunidades. Esta unidad fue una de las que participó en la búsqueda del joven Pablo Sierra en el Guadiana, aunque en este caso los drones procedían de Madrid, ya que Extremadura, de momento, aún no cuenta con estos medios propios.

Desde UAS Gestión y Consultoría S.L, agradecemos la confianza puesta en nosotros para realizar este tipo de práctica y conseguir un espacio aéreo libre de drones ‘piratas’ y protegido de los riesgos que representan estos.

Puedes leer la noticia completa y ver el video en la siguiente noticia:

https://lacronicadebadajoz.elperiodicoextremadura.com/la-cronica-de-badajoz/2022/05/19/caza-drones-piratas-66238110.html

Fuente: El Periódico de Extremadura, Belen Castaño Chaparro

Imágenes Aéreas: Santos Ramos García, UAS Gestión y Consultoría S.L.